Nécora

Generalidades

La nécora es un crustáceo decápodo que pertenece al mismo orden que los cangrejos. Su tamaño es mediano ya que no sobrepasa los 10 cm. de largo.

Consta de cinco pares de patas gruesas y robustas. El primer par está transformado en pinzas de gran fortaleza y a menudo alcanzan un enorme desarrollo, presentando a su vez crestas granulosas. El último par de patas están aplastadas y con forma de pala, le sirve para desplazarse con mayor facilidad.

Como en el caso del buey de mar, el abdomen del macho se presenta menos abultado que el de la hembra y sus pinzas son mucho más grandes.

Su caparazón es de color pardo oscuro, cubierto de vellosidades que le dan un aspecto aterciopelado. La zona frontal es aserrada, de ella salen uno 10 dientes pequeños situados entre los ojos.

Tipos (según los orígenes):

  • La falsa nécora (Liocarcinus depurator). De menor tamaño, patas relativamente largas y de color castaño rojizo o anaranjado con vientre blanco.
  • La nécora francesa (Liocarcinus corrugatus). De color rojo vivo antes de ser cocida, con caparazón limpio desprovisto de vellosidades.

 

La nécora es una buena fuente de proteínas. Destacan en su composición minerales como el magnesio, bueno para la relajación muscular, el sodio, potasio, yodo y fósforo. Entre las vitaminas destacan sobre todo B3 y en menor medida B1, B2, B6 y E. Además aporta pequeñas cantidades de ácido fólico.

Una vez que ya están cocidas, ya se pueden consumir. Tan importante como la cocción es el enfriado de las nécoras, por tanto una vez cocidas se deben sumergir en agua con hielo para que se enfríen rápidamente.

Las nécoras se pueden servir de diferentes formas. Una de ellas es entera de manera que sean los comensales quienes retiren su estructura con la ayuda de unas tenazas.

También se pueden machacar para extraer su carne y emplearla en la preparación de platos de pescado, como acompañamiento o bien para elaborar paellas de marisco y sopas de pescado.

Otra alternativa culinaria que ofrecen las nécoras es triturar toda su carne, con la ayuda de un chino, y elaborar con ella una deliciosa crema de nécoras.

  • Nécora viva
  • Nécora cocida